La salud de la mujer a partir de los 45 años

La salud de la mujer a partir de los 45 años. Estás en los mejor de la vida, pero es posible que, a partir de ahora, empieces a experimentar una serie de molestias que pueden afectar tu estado de salud, como mayor tendencia a ganar peso, irritabilidad, alteraciones menstruales…

No debes preocuparte, se trata, únicamente, de las consecuencias de las típicas oscilaciones hormonales que comienzan a tener lugar en tu cuerpo. Estas recomendaciones te ayudarán a hacerles frente.

La salud de la mujer

La salud de la mujer

La salud de la mujer a partir de los 45 años

Durante toda su vida, la salud de la mujer se ve sometida al poderoso influjo de las hormonas. Aunque pueda parecer un inconveniente no siempre tiene que ser considerado como tal. Son precisamente estas variaciones las que hacen que el sexo femenino sea tan complejo y, al mismo tiempo, tan interesante. Pero, a partir de los 45 años, estas variaciones se hacen más acusadas. El funcionamiento de los ovarios empieza a alterarse y las hormonas se revolucionan.

Los primeros sintomas de la menopausia y los cambios más habituales en mujeres de 45 años puede ser cualquier oscilación hormonal, por pequeña que sea, tiene su repercusión en el organismo. Es normal, por lo tanto, que en épocas de cambios importantes como la que nos ocupa se produzcan alteraciones como las que te detallamos a continuación.

Estar siempre acalorada es posible, de un tiempo a esta parte, notarás que tienes más calor, sobre todo durante la noche. Esto es debido al efecto de las hormonas en la menopausia sobre el mecanismo que regula la temperatura corporal. Poco a poco, esta sensibilidad se hará más acusada hasta desembocar en los famosos sofocos y sudores nocturnos tan típicos de los cambios en la menopausia.

Puedes cambiar tu forma de vestir para contrarrestar las oscilaciones de temperatura que experimenta tu cuerpo, es mejor que lleves varias prendas finas, unas encima de las otras, para que puedas quitártelas en función del calor que tengas. También se aconseja llevar tejidos transpirables como el algodón, así como colocar un ventilador en lugares estratégicos dela casa y beber un gran vaso de agua fría cada vez que notemos un ataque de calor. Si los sofocos tienen lugar durante la noche, procura dormir en una habitación fresca y bien ventilada, con la ropa de cama también de algodón.

Igual que siempre, pero con más facilidad para engordar. Según las estadísticas, durante los años previos a la menopausia suelen aparecen los llamados sintomas premenopausia , las mujeres suelen engordar una media de 3 o 4 kilos, aunque, a veces, pueden ser más. ¿Por qué ocurre? Es la consecuencia de varios factores. En primer lugar, con la edad, el metabolismo basal disminuye, por lo que las calorías se queman lentamente y con mayor dificultad. Además, la grasa se redistribuye, concentrándose preferentemente en el vientre y el abdomen. Las oscilaciones hormonales también aumentan la apetencia por alimentos calóricos como los dulces y los hidratos de carbono.

Menopausia en la mujer

Menopausia en la mujer

Es posible que necesitemos modificar algunos aspectos de nuestra dieta y aumentar el consumo de alimentos bajos en calorías, como las frutas y las verduras, las legumbres, el pescado y la carne magra. Si algún día cometes un exceso, procura compensar al día siguiente. Tu mejor arma contra los kilos de más es practicar ejercicio un mínimo de dos o tres veces por semana.

Las hormonas femeninas también ejercen una poderosa influencia sobre una serie de cambios en el cuerpo de la mujer y el estado emocional, por lo tanto puedes sentirte más  sensible, irritable y de mal humor. A partir de esta edad, la progesterona, una hormona que tiene un efecto calmante y ansiolítico, se produce en menor cantidad, por que lo no que no es extraño es que los nervios estén a flor de piel. Hay que cuidarse un poquito más: hacer deporte, preferentemente al aire libre, pasear, etc. También es conveniente dedicar un tiempo a la semana a practicar alguna actividad o afición que nos proporcione satisfacción, así como pasar el máximo tiempo posible en compañía de personas que nos resulten agradables.

La regla se ha vuelto irregular y puede tardar más en venir o bien adelantarse, volverse más abundante o hacerse más escasa, presentarse durante varios meses y después desaparecer, etc. Las posibilidades son infinitas, pero todas obedecen a la misma cusa: el desequilibrio de los estrógenos. Se trata de un proceso normal y uno de los signos de la menopausia que no es necesario tratar. Tan sólo los suplementos hormonales lo pueden corregir, pero no resultan recomendables en todos los casos, por sus efectos secundarios.

Cambios en el cuerpo de la mujer

Cambios en el cuerpo de la mujer

Encontrarse fatal antes de la menstruación, también es habitual sufrir un síndrome premenstrual más acusado de la habitual, con molestias como hinchazón de mamas, retención de líquidos, irritabilidad, etc. Que hacer: Es importante evitar la sal durante los 15 días previos a la regla, mantener luna dieta saludable y equilibrada baja en grasas y practicar ejercicio suave a diario (una caminata de media hora, pro ejemplo, resulta ideal).

Muchas mujeres sufren, sobre todo los días previos a la menstruación, una dolencia llamada enfermedad fibroquística, que provoca la aparición de unas masas duras en ambas mamas acompañada de dolor e hinchazón. Se trata de un trastorno de origen hormonal que suele desaparecer de forma espontánea con la llegada de los sintomas menopausicos. Para aliviar las molestias, se aconseja evitar el café y demás productos con cafeína, usar un sujetador firme pero que no oprima el seno, aplicar calor para relajar la tensión mamaria, etc. Se trata de un trastorno totalmente benigno que no aumenta el riesgo de sufrir cáncer. Las mamas fibroquísticas, sin embargo, suelen resultar opacas en las mamografías, por que lo que, en las revisiones rutinarias, es posible que requieran, además, una ecografia.

Mejora tu vida sexual en esta época de la vida, es habitual experimentar un ligero descenso de la libido. Aunque puede estar condicionado por el desequilibrio hormonal, ésta no es la única causa que puede causarlo. El papel de los estrogenos en la menopausia y la progesterona en este caso es limitado, por lo que, para recuperar el deseo, conviene trabajar desde otros frentes.

Al contrario que la sexsualidad masculina, muy condicionada por la testosterona, la sexualidad femenina está más ligada a otros factores. Para disfrutar plenamente del sexo, la mujer debe sentirse segura y confiada y, sobre todo, muy deseada por su pareja. Debe dejar a un lado el estrés, las preocupaciones y los complejos y darse permiso para disfrutar de su cuerpo y el de su pareja.

Renovar la pasión es otro de los aspectos a tener en cuenta. Muchos casos de falta de deseo están provocados principalmente por la rutina en las relaciones sexuales. En las relaciones de largo recorrido, la repetición de las mismas fórmulas sexuales puede llevar al aburrimiento y a la pérdida de la libido. Es necesario, por lo tanto, tratar de innovar: probar nuevas posturas, elegir un día diferente para hacer el amor, cambiar de escenario…

Estos son algunos de los cambios hormonales que puede presentar una mujer a partir de los 45 años, todos ellos se convierten en una experiencia única. Cuida tu alimentación y practica deporte es una técnica infalible para encontrarte en la mejor fase de tu vida.

salud a los 45 años, moda femenina para mujeres de 45 años, sintomas de la menopausia femenina, no engordo a los 45 años, salud mujer 45 años, SALUD MENTAL A PARTIR DE LOS 45 AÑOS EN MUJERES, salud despues de los 45, programa de salud en la mujer 45 años, pq las mujeres mayores de 45 años aumentan de peso, mujer de 45 años, cuerpo mujer de 45, cambios en la mujer a partir de los 45,

Déjanos tus comentarios